Matt Corby es un cantante y compositor australiano. Se hizo conocido allá por 2007 cuando participó a la edad de 16 en Australian Idol. En este programa de TV llegó a la final pero salió segundo. Eso hizo que describiera la experiencia como “un gran puto error”.

A partir de ese incidente, decidió recluirse y dar por finalizada su carrera musical. Se dedicó a surfear y leer. Y toda su atención se posó a los 20 años en aprender sobre neurociencia. Esto fue debido a sus experiencias de depresión y ansiedad.

La gente me decía que yo ya había tenido depresión antes, especialmente cuando era más joven. Me decían: -tenés que ir a hacerte ver. Pero yo solo pensaba que no. Estaba seguro que el cerebro humano es capaz de mucho más de lo que me decían que no era capaz de hacer.

Así es como en su viaje interior, acompañó la lectura con psicotrópicos. Pasó muchos años aprendiendo, experimentando. Y aprendiendo de artistas como Jeff Buckley, Lauryn Hill, Sufjan Stevens y Bob Dylan.

El Regreso

En 2009, con toneladas de aprendizaje y hongos ingeridos Matt vuelve a la escena musical. Edita su canción “Song For…” con un sello independiente. De ahí se muda a Londres donde firma su primer contrato con la disquera Communion, cuyo dueño es uno de los integrantes de Mumford & Sons.

Llegando ya a 2011, Corby edita su cuarto EP llamado Into The Flame. Éste contiene el single “Brother”, que consigue un éxito internacional de tal magnitud que es nombrada como la mejor canción del año en Australia.

Matt Corby hoy

En 2015 Matt finalmente edita su primer album, Telluric. A esta altura ya más de un tema ingresa en los charts internacionales, y Matt se convierte en una suerte de multi instrumentista.

Este disco lo llevó de gira a tocar en más de 100 shows en 10 países diferentes. Y si bien ahora está descansando (leyendo, tocando, comiendo hongos?) esperamos saber más de él y sus interesantes melodías.