Una película que dura 2 horas 28 minutos casi innecesariamente. Basada en un libro de Thomas Pynchon, que es inadaptable al cine. Paul Thomas Anderson podría haber hecho un corto con la historia, en vez de un largometraje.

Joaquin Phoenix y Benicio del Toro cuentan una historia de detectives con vicios que queda inconclusa. No se sabe que quiere contar, pero cuenta con una muy buena banda de sonido.

Play