Existe la idea errónea de que los vicios son perjudiciales. Cuando en realidad, las cosas deberían gustarnos apasionadamente y en abundancia. Obsesionarse por hacer lo que realmente nos gusta y disfrutamos.

Play