Una pareja de arquitectos “cool” se muda a una casa donde el vecino rompe la pared de la medianera y se convierte en un ser molesto.

Dirigida por Mariano Cohn y Gaston Duprat, y filmada en la casa de Le Corbusier, Curutchet.

La película de a ratos es muy lenta, minimalista, pero muy recomendable. Con final inesperado, el cual Sabrina tuvo que resistirse de contarlo.

Play